¿Tu perro tiene problemas de movilidad? Descubre cuál es la mejor silla de ruedas para que tenga una mejor calidad de vida

descubre cómo escoger la mejor silla de ruedas para tu perro en planetaperruno.com

Hay enfermedades o accidentes que dejan como secuela que nuestro amigo canino pierda su movilidad. Pero, eso no significa que no pueda llevar una vida feliz y activa.

Las sillas de ruedas para perros son un dispositivo que les permitirá moverse con libertad y hasta correr, permitiendo que recuperen su estado de ánimo.  Son muy útiles a la hora de rehabilitar a un animal lesionado temporalmente, dar apoyo a un perro anciano con problemas de movilidad y mejorar la calidad de vida de los perros discapacitados.

Si quieres saber qué tener en cuenta a la hora de comprar la mejor silla de ruedas para tu perro y cuáles son los modelos preferidos por otros dueños de macotas, sigue leyendo. En este artículo encontrarás todos los detalles.

Comparativa de las mejores Sillas de Ruedas para Perros

Modelo
EL MEJOR
MÁS BARATO
MÁS VENDIDO
Imagen
Ortocanis Silla de Ruedas para Perros de ms de 11kg
Teabelle - Silla de ruedas ajustable para rehabilitacin de las patas de perros pequeos/perritos/cachorros, 2 ruedas, talla XS
Pssopp Silla de Ruedas para Perros, Dos Ruedas Ajustables para Mascotas Silla de Ruedas Ligera Fcil Ensamble Carrito para Perros Patas traseras Rehabilitacin para Perros pequeos Perrito Gato
Envío Prime
-
-
Tamaño Perro
Mediano y Grande
Todos
Pequeño
Número Ruedas
2
2
2
Estribos adicionales
EL MEJOR
Modelo
Imagen
Ortocanis Silla de Ruedas para Perros de ms de 11kg
Precio
Envío Prime
-
Tamaño Perro
Mediano y Grande
Número Ruedas
2
Estribos adicionales
Precio
MÁS BARATO
Modelo
Imagen
Teabelle - Silla de ruedas ajustable para rehabilitacin de las patas de perros pequeos/perritos/cachorros, 2 ruedas, talla XS
Precio
Envío Prime
Tamaño Perro
Todos
Número Ruedas
2
Estribos adicionales
Precio
MÁS VENDIDO
Modelo
Imagen
Pssopp Silla de Ruedas para Perros, Dos Ruedas Ajustables para Mascotas Silla de Ruedas Ligera Fcil Ensamble Carrito para Perros Patas traseras Rehabilitacin para Perros pequeos Perrito Gato
Precio
Envío Prime
-
Tamaño Perro
Pequeño
Número Ruedas
2
Estribos adicionales
Precio

Análisis de las 3 Mejores Sillas de Ruedas

Ortocanis – la mejor silla de ruedas para perros grandes y medianos

silla de ruedas para las patas traseras de los perros

La marca española Ortocanis es un referente entre aquellos que buscan comprar accesorios ortopédicos para mascotas con problemas de movilidad. De hecho, este modelo en concreto es considerado por muchos como la mejor silla de ruedas para perros, una opinión que comparto.

Altamente ajustable, este andador para perros es, además, uno de los que ofrece una mayor variedad de tamaños. Pese a ello, si tu perro pesa menos de 11kg, no encontrarás un modelo para él en esta marca.

Para elegir el tamaño perfecto, sólo tendrás que medir la distancia en cm entre el suelo y la ingle de tu perro y saber su peso. Con eso y con la tabla de tallas que proporciona Ortocanis será suficiente para acertar en tu compra y escoger el tamaño más cómodo para tu mascota.

Si quieres ver los tamaños disponibles y una descripción completa de esta silla que ayudará a que tu perro lleve una vida normal pese a su lesión temporal o invalidez permanente, haz clic aquí.

Pros
  • Materiales resistentes y duraderos, que la convierten en una silla de ruedas para toda la vida
  • Múltiples ajustes permiten que se adapte perfectamente a cada tamaño de perro
  • Ligera y fácil de mover por tu perro, gracias a su estructura de aluminio
Contras
  • No está disponible para perros de menos de 11kg

Teabelle – la silla de ruedas para perros barata pero funcional

silla de ruedas para perros barata, para todos los tamaños

Si tu mascota tiene una lesión temporal, una silla de ruedas para perros barata es una buena solución tanto para su recuperación, como para tu bolsillo.

Este modelo de Teabelle también sirve como silla de ruedas para perros discapacitados, que no son capaces de mover sus patas traseras. Pero debes tener en cuenta que, si el perro es joven y le dais mucho tute, es posible que se acabe deteriorando y tengas que comprar otra con el paso del tiempo. Aunque por el precio que tiene y las opiniones de los usuarios, bien vale la pena arriesgarse a esta posibilidad.

Una de las cosas que más gustan de esta silla es que tanto el alto como el ancho son regulables, lo que consigue que se adapte perfectamente al cuerpo del can. De esta manera, tu perro irá cómodo y se podrá mover con total libertad.

Otra de las ventajas que ofrece sobre otras sillas de ruedas es que tiene incorporados dos estribos que sirven para sujetar las patas traseras. Así, si tu perro no tiene ningún tipo de movilidad en ellas, estas quedan suspendidas un poco en el aire, evitando posibles rozaduras.

En definitiva, un andador para perros barato, pero con gran potencial, que mejorará la vida de tu mascota. Haz clic aquí para descubrir su precio. ¡Me apuesto lo que quieras que te sorprende!

Pros
  • Barata pero funcional
  • Ligera y muy ajustable; resulta cómoda y se adapta al cuerpo del animal
  • Disponible en todos los tamaños
Contras
  • Resulta algo complicada de poner hasta que le coges el truco

Pssopp – silla de ruedas para perros pequeños

soporte con ruedas para patas traseras de los perros

Una de las sillas de ruedas para perros más vendidas es este modelo de la marca Pssopp. Ideal para perros pequeños, desafortunadamente, pese a sus múltiples ajustes, resulta demasiado grande para perros miniatura o toy, tipo chihuahua o yorky miniatura.

Sin embargo, si tu perro pesa entre 4 y 10 kg y tiene problemas de movilidad, este andador es una gran opción.

Para estar seguro de acertar con el tamaño, también conviene que midas el ancho de la cadera del animal, que debe estar entre los 14 y 22 cm. Otra medida importante es la que va del suelo a la parte alta de la cadera, que tiene que estar comprendida entre los 19 y los 35 cm.  Si no te queda claro, no te preocupes, aquí tienes un dibujo que lo explica de forma visual, para que no te equivoques.

El soporte para perros con problemas en las patas traseras de Pssopp parece algo endeble a primera vista. Sin embargo, ofrece la estabilidad necesaria para que tu mascota camine de forma independiente y tiene buenas opiniones de otros usuarios. (Sigue leyendo para conocerlas)

Pros
  • Buena relación calidad precio
  • Fácil de montar
  • Cómoda y ligera, para que tu perro camine con total libertad
Contras
  • Pese a ser una silla de ruedas para perros pequeños, si el tuyo pesa menos de 4kg, no es la mejor opción

Qué debes tener en cuenta antes de comprar una silla de ruedas para perros

Estas sillas de ruedas cuentan con multitud de ajustes para adaptarse al máximo a las a las características físicas y problemas de movilidad de cada perro. Sin embargo, hay algunos aspectos que deberías tener en cuenta para dar con aquella que mejor resuelva las necesidades particulares de tu can y también las tuyas. Materiales de fabricación, resistencia, nivel de ajustabilidad, precios, etc

A continuación, te hablaré en detalle de todos ellos, pero antes…

¿Qué es una silla de ruedas para perros y para qué sirve?

Se trata de un equipo con ruedas que permite al perro movilizarse en situaciones en las que tenga debilidad en alguna de sus extremidades, en el caso de que pierda completamente la movilidad en ellas, o que ya no pueda sostenerse en sus patas por causa de un accidente traumático o un problema de salud degenerativo.

Como siempre, antes de comprar una silla de ruedas, lo mejor es que consultes a su veterinario. Será él quien, tras evaluar la salud de tu perro, te aconseje o desaconseje su uso.

En principio, para que un perro pueda usar una silla de ruedas, tiene que tener un buen estado de salud general (obviamente, aparte de los problemas de movilidad). Esto se debe a que el animal tiene que hacer algo de esfuerzo para mover las ruedas y, con ellas, las patas inmovilizadas.

¿Cuándo necesita tu perro una silla de ruedas?

Cuando tenga problemas de movilidad, sin importar si son temporales o permanentes, siempre y cuando así lo recomiende su veterinario. Este soporte con ruedas ayudará a que el animal vuelva a desplazarse con libertad y autonomía, permitiéndole pasear, jugar e incluso correr.

Las sillas de ruedas para perros son una solución perfecta en muchos procesos de rehabilitación, dando apoyo al cuerpo mientras el can fortalece los músculos.

A continuación, vamos a ver los problemas más comunes que llevan a un perro a necesitar ruedas:

🐾 Displasia de cadera

Un problema de las articulaciones que es padecido por muchos canes y que afecta, sobre todo, a los de tamaño mediano y grande. Se trata de una enfermedad degenerativa que deforma la cabeza del fémur, impidiendo que encaje bien en la articulación de la cadera. Esto produce un desgaste del cartílago que con el tiempo se vuelve incapacitante y doloroso. La silla de ruedas permite al perro poder desplazarse sin que la zona dolorosa soporte el peso del cuerpo.

Por desgracia, los cartílagos no se regeneran, pero los condroprotectores son una muy buena solución para frenar su desgaste y hasta prevenirlo. (Si quieres leer más sobre condroportectores para perros, aquí tienes toda la información)

🐾 Artrosis

Un problema articular muy común entre los perros, que es degenerativo y crónico y se puede presentar en cualquiera de las articulaciones o en la columna. Esta es una enfermedad que se produce por causa de una sobrecarga en las articulaciones, o una carga con postura incorrecta, ocasionando que la articulación pierda elasticidad y no logre amortiguar los impactos. Esto acaba produciendo rigidez al animal y mucho dolor. La artrosis desgasta por roce y ya sea a mediano o largo plazo, terminará generando incapacidad para que el can se desplace. Si esto ocurre, lo mejor será adquirir una silla de ruedas para tu perro, que cumpla con todos los requerimientos. Más adelante explicaremos cuál es la más recomendable, dependiendo de la situación de la mascota.

🐾 Hernia Discal o enfermedad de disco intervertebral (IVDD) 

Se trata de un problema de salud degenerativo, en el cual los discos invertebrales se van afectando hasta que se comienzan a salir del canal medular o se abultan. Esto hace que el canino sienta mucho dolor a causa de la compresión en la espina, falta de coordinación de movimientos e inmovilidad en las extremidades, llegando incluso a afectar el que puedan controlar sus necesidades fisiológicas. En este caso la silla de ruedas integral soportará el peso del perro permitiéndole movilizarse y reduciendo el dolor.

🐾 Mielopatía Degenerativa

Esta es una enfermedad de la médula espinal, que se va degenerando progresivamente, por lo que el perro no podrá coordinar de forma adecuada sus movimientos, perderá paulatinamente fuerza en las patas traseras y eventualmente las arrastrará. Es una afección de perros mayores que resulta dolorosa e incapacitantes. Estos canes, sin la asistencia de una silla de ruedas, se desplazarán sobre los codos arrastrando las patas, lo cual puede producir problemas serios por roce en la piel.

🐾 Otros problemas de salud

Aunque las razones de salud más comunes para que tu perro necesite un soporte que le ayude a caminar son las que hemos mencionado más arriba, hay otras circunstancias en las que una silla de ruedas puede ser útil:

  • Parálisis
  • Recuperación tras una intervención quirúrgica
  • Problemas neurológicos
  • Lesiones puntuales
  • Mejorar la estabilidad y el equilibrio

Tipos de sillas ortopédicas para perros

Elegir la silla de ruedas adecuada para tu perro puede resultar complicado. ¿Cómo saber cuál es la opción adecuada para tu mascota?

Además de consultar a vuestro veterinario, puedes realizar una sencilla prueba para comprobar si tu perro necesita un soporte con 2 o con 4 ruedas:

  • Coge una toalla o una sábana, enróllala y pásala por debajo de la parte posterior del abdomen del animal. (Tiene que quedar justo por debajo de las patas traseras)
  • Levanta ligeramente la toalla, de tal manera que las patas posteriores queden un poco suspendidas en el aire
  • Si el perro puede andar una buena distancia de esta manera, una silla de dos ruedas será suficiente.
  • Si a los pocos metros de andar así, las patas delanteras empiezan a fallar o a mostrar debilidad, entonces tendrás que comprar un soporte de cuatro ruedas.

En el vídeo de abajo tienes una explicación gráfica de este método:

Vídeo explicativo realizado por la compañía Walkin’ Pets

🐾 Para patas traseras

Este es el modelo más común de estas sillas, pues la mayor parte de las patologías que afectan la movilidad del perro, debilitan o inmovilizan las patas traseras. Este andador tiene un soporte donde se apoya el abdomen, y se fija con un arnés, que pasa por el pecho, para evitar que se caiga o salga de la posición correcta.

Las ruedas están en la parte de las patas traseras y ayudan a que tu perro camine usando las patas delanteras y arrastrando las traseras.  Un modelo que funciona muy bien para aquellos animales que se recuperan de alguna cirugía y necesitan rehabilitación, o para animales que sufran parálisis o debilidad en las patas traseras. De esta manera, podrán desplazarse, manteniendo una buena condición del torso y las patas delanteras.

🐾 Para patas delanteras

Una silla de ruedas para las patas delanteras es imposible de encontrar en el mercado. Debido a su complejidad, la única solución es contactar con tiendas especializadas en mascotas con discapacidad y encargar una a medida.

Esto se debe a que la estructura de las patas delanteras y de las traseras es muy diferente y que para alcanzar el equilibrio sin usar las patas delanteras se requiere de una prótesis muy elaborada y medida casi al milímetro, para que el perro pueda manejarse con comodidad.

🐾 Soporte integral (cuatro ruedas)

Este modelo integral de silla de ruedas para perros cuenta con soporte tanto para el torso como para la pelvis, y viene con dos ruedas delanteras y dos traseras.

Las ruedas delanteras son de tamaño mucho más pequeño que las traseras y sirven para dar apoyo al animal, si sus patas delanteras no son lo suficientemente fuertes como para permitirle arrastrar las patas y las ruedas traseras.

Este tipo de silla permite el traslado asistido a perros que tienen problemas en las patas traseras y cuyas patas delanteras no tienen la fortaleza necesaria.

Además, también resulta perfecta para los perros inválidos a los que les falte una patita, ya sea delantera o trasera.

Por desgracia, las sillas de 4 ruedas no abundan y resultan complicadas de encontrar, sobre todo para perros grandes. Dentro de la poca variedad, este modelo de BestFriend es una de las mejores opciones.

¿Qué debes tener en cuenta antes de elegir un andador para perros?

Lo principal, es que las sillas de ruedas para perros deben adaptarse al cuerpo del animal permitiéndole tener sus funciones biológicas y sin lastimar por roce o contacto el cuerpo. En muchos casos incluso se debe adaptar la silla a la condición particular del canino. Estos son los factores que hay que tener en consideración, a la hora de elegir un andador para perros.

🐾Tamaño

Algunos fabricantes de sillas de ruedas para perros suelen disponer hasta de 10 tamaños diferentes. Para elegir el tamaño perfecto para tu mascota, tendrás que medirla con cuidado y asegurarte de elegir aquella que se acerque más a la talla del fabricante que hayas elegido.

Las medidas necesarias serán las de altura y ancho de la cadera, tal y como puedes ver en la foto de abajo.

cómo medir a un perro para elegir el tamaño de su silla de ruedas

Si tienes duda entre dos medidas, mejor opta por la que le quede un poco más grande.

🐾Ruedas

Este es un de los factores importantes a la hora de elegir un modelo de silla de ruedas para perro.

Las ruedas debes ser aptas para el tipo de superficie donde se desplazará el animal. Por ejemplo, si es un perro que se moverá en un piso o por las aceras de una ciudad, las ruedas de tamaño pequeño o mediano serán perfectas. Sin embargo, si vivís en el campo y quieres que tu perro pasee y juegue por una finca o un bosque, las ruedas de tamaño más grande serán una mejor opción.

Por lo general, estas ruedas están hechas de plástico y suelen estar recubiertas de goma.

Ajustes

A pesar de la gran variedad en tamaños de sillas de ruedas para perros disponibles para comprar, la realidad es que cada animal tiene dimensiones diferentes. Por eso, cuanto más ajustable sea la silla, más posibilidades hay de que le quede perfecta a tu peludo a migo.

Un buen soporte para perros debería tener la posibilidad de hacer variaciones de la altura, anchura y longitud, de forma simple, para ajustarse al máximo al cuerpo del animal y ofrecerle el máximo confort.

Para tu comodidad, lo ideal sería que no hubiera que estar manipulando tornillos o mecanismos complejos. O sea, debe ser práctica y lo más sencilla posible.

Materiales

Las sillas industriales, es decir, aquellas que provienen de un fabricante comercial, son realizadas en materiales ligeros pero resistentes, como por ejemplo aluminio. Estas últimas son las más livianas que se pueden comprar tanto en tiendas físicas, como online.

Para las ruedas, tal y como hemos mencionado, se utiliza el plástico reforzado y goma, mientras que para el arnés lo ideal son las telas resistentes y antialérgicas, para evitar que la piel del can sufra rozaduras o reacciones alérgicas.

Precio

Dependiendo del tamaño y condición de tu mascota, busca la silla de ruedas que más de adapte a él, pero también a tu bolsillo. Si tu perro tiene una lesión temporal, un soporte con ruedas económico, de entre 90 y 150 €, podría servirte.

Sin embargo, si quieres una silla de ruedas que le dure para toda la vida, porque su problema de salud es irreversible, es mejor escoger un modelo de calidad. Una estructura y unas ruedas elaboradas con materiales duraderos serán más caros, pero es una inversión que te compensará.

El precio de una silla de ruedas para perros de gama media, medio-alta, estará en torno a los 200 – 500 €. Aunque, obviamente, todo dependerá del fabricante y, por supuesto, del tamaño del perro.

Las sillas para perros de razas grandes, como los labradores o pastores alemanes, serán bastante más costosas que aquellas que necesites para perros pequeños y medianos.

Consejos para que tu perro use la silla de ruedas con máxima seguridad

Las primeras veces que pongas a tu perro en su silla de ruedas, deberías extremar las preocupaciones. Tómate tu tiempo para asegúrate de que la silla está ajustada de manera correcta y no hay peligro de que se quede atascada.

– Comprueba todos los ajustes de los que disponga la silla. Asegúrate de que tu perrete esté una posición lo más natural posible, con la parte trasera del cuerpo ligeramente más levantada de lo normal. De esta manera se reducirá la presión sobre sus patas traseras.

– Si tu perro tiene las patas traseras absolutamente paralizadas y no puede utilizarlas en absoluto, no te olvides de recurrir a los arneses de patas incluidos. De esta manera se sostendrán en el aire y no serán arrastradas, evitando así posibles daños.

– No dejes solo a tu perro en ningún momento las primeras veces que utilice su nuevo carrito. Las ruedas pueden engancharse en arbustos, puertas o muebles y hacerle daño.  

– Las primeras veces, tomadlo con calma y haced sesiones cortitas de práctica, que no superen los 10 -15 minutos.

¿Cómo acostumbrar a tu perro a utilizar la silla de ruedas?

Lo más importante a la hora de ayudar a tu perro a acostumbrarse a una silla de ruedas es tener en cuenta que, al principio, para el animal la silla es un objeto extraño. Cada perro y cada caso son completamente diferentes, algunos se pondrán ansiosos o nerviosos, mientras que para otros será muy natural el proceso.

Cuando lo pongas en ella la primera vez verifica que la silla no lo incomode o produzca dolor y deja que se adapte y se dé cuenta de cuál es su utilidad. Lo más común es que cuando el animal entienda que se puede movilizar con ella, la acepte de muy buena manera y comience a utilizarla sin mayores problemas.

¿Puede tu mascota hacer sus necesidades mientras está en su carrito de rehabilitación?

Las sillas de ruedas para perros están diseñadas para que el animal pueda hacer sus necesidades fisiológicas estando en la silla, estas son pensadas de tal forma que no representan un obstáculo.

Si la silla es la adecuada para el tamaño y la forma de cuerpo del perro, no debería tener problemas para defecar u orinar, esta es una de las razones por la cual debes tener cuidado cuando elijas el tamaño y modelo de la silla. Para el can la “andadera” debe ser un elemento cómodo en el cual pueda pasar su día como que si estuviera en sus cuatro patas.

¿Puedo hacer una silla de ruedas para mi perro?

Las sillas de ruedas para perros parecen muy simples a primera vista. Básicamente, se trata de un marco metálico, con dos o cuatro ruedas y un arnés. Por esa razón, son muchos los que buscan en internet ‘cómo hacer una silla de ruedas para perros’ con el objetivo de elaborar ellos mismos este dispositivo de rehabilitación para su mascota.  Pero ¿es aconsejable hacerlo? Pues, la verdad, a no ser que seas un MacGyver en potencia, mejor no.

Lo más importante de una silla de ruedas es su seguridad. Al fin y al cabo, lo que quieres es mejorar la calidad de vida de tu mascota, no empeorarla. En una buena silla de ruedas, todos los elementos están diseñados para prevenir cualquier roce y potencial lesión. Desde la geometría del marco, el tamaño de las ruedas y el acolchado, todos los elementos trabajan juntos para conseguir la máxima comodidad del can.

Además de la estructura en sí, ésta tiene que ser ajustable, algo casi imposible de conseguir en una silla de ruedas fabricada en casa.

Así que, la respuesta es SÍ, puedes fabricar una silla de rueda para perros, pero si te importa la seguridad de tu mascota, NO deberías.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

NOTA: Toda la información de los productos en Amazon.es se actualiza diariamente.